Sangrado vaginal: lo normal y lo que no
Sangrado vaginal: lo normal y lo que no

La mayoría de las mujeres en edad fértil experimenta sangrado vaginal normal asociado con su ciclo menstrual. Sin embargo, las mujeres de todas las edades pueden experimentar sangrado vaginal anormal, que incluye manchas entre períodos causadas por problemas en el sistema reproductivo, problemas médicos subyacentes o debido a ciertos medicamentos.

Para ser considerado anormal, el sangrado vaginal ocurre fuera de una pauta de menstruación normal. Esto puede significar que el flujo durante el período es excesivamente pesado o hay manchas entre períodos. Sangrado vaginal anormal o manchado también puede ocurrir en niñas muy jóvenes antes de que hayan entrado en la menstruación (menarquia) y también puede ocurrir después de la menopausia.

El sangrado menstrual irregular puede ser un signo de una afección médica potencialmente grave. Si experimenta sangrado vaginal que está fuera de su ciclo normal, consulte con su médico lo antes posible, especialmente si está embarazada.

Hay una serie de causas de sangrado anormal, y los tratamientos convencionales se centran en abordar las causas subyacentes. Muchas condiciones se pueden tratar eficazmente con ciertos medicamentos recetados o, en algunos casos, con cirugía. La clave es obtener un diagnóstico preciso lo antes posible para que pueda comenzar el tratamiento.

La salud reproductiva de una mujer debe ser una prioridad máxima, y ​​los exámenes pélvicos anuales, ciertas pruebas de imágenes y análisis de sangre pueden ayudarlo a usted y a su médico a tomar las decisiones correctas para su bienestar.


¿Qué es el sangrado vaginal?

El sangrado vaginal es una parte normal del ciclo menstrual. Sin embargo, cuando el sangrado ocurre fuera de lo que la comunidad médica considera la “norma”, puede ser un signo de un problema de salud subyacente que necesita ser diagnosticado y tratado por su médico.

Comprender su ciclo menstrual y llevar un registro de su ciclo menstrual puede ayudar a su médico a determinar si su sangrado vaginal es normal o anormal. Algunos signos de sangrado vaginal anormal incluyen: manchado antes de los períodos, manchado después del período final, manchado marrón entre los períodos, un flujo menstrual muy abundante y sangrado vaginal después de las relaciones sexuales.


El ciclo menstrual (sangrado normal)

Desde la pubertad hasta la menopausia, el cuerpo de una mujer se somete a un ciclo mensual llamado ciclo menstrual. Esto puede durar entre 21 días y 45 días y cada parte del ciclo es responsable de diferentes procesos físicos y síntomas a medida que los niveles de hormonas suben y bajan.

Un ciclo comienza el primer día de su último período y finaliza el primer día del próximo período. Para algunas mujeres, la duración del ciclo permanecerá bastante constante a lo largo de sus años reproductivos. Sin embargo, para otros, el ciclo puede cambiar bastante dramáticamente.

Durante la mitad de su ciclo mensual, los ovarios liberan un óvulo. Si no está fertilizado, experimentas un flujo menstrual. Esta es la forma en que el cuerpo arroja el revestimiento del útero, manteniéndolo saludable y listo para el siguiente ciclo.

Un flujo de sangre normal puede ser ligero, moderado o pesado, y esto puede cambiar con la edad y los cambios hormonales. Durante los primeros años de tener un período, el ciclo puede ser impredecible, más largo con flujos menstruales más pesados, que más tarde en la vida.  Cuando una mujer ingresa en la perimenopausia y se acerca a la menopausia, su ciclo también puede volverse irregular.


¿Qué puede causar sangrado vaginal?

El sangrado vaginal, normal o anormal, puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, incluso durante el embarazo, la perimenopausia , la menopausia o después de la menopausia . Las posibles causas pueden incluir:

Problemas de salud sexual y reproductiva

  • Adenomiosis , un engrosamiento del útero
  • Pólipo cervical o uterino, tumores benignos comunes
  • Fibroides uterinos , un tumor común no canceroso
  • El embarazo
  • Embarazo ectópico, cuando un óvulo fertilizado se implanta y crece fuera del útero
  • Aborto espontáneo , una pérdida espontánea de embarazo antes de la semana20
  • Síndrome de ovario poliquístico , un trastorno hormonal muy frecuente asociado a menudo con infertilidad
  • Relación sexual
  • Perimenopausia
  • Endometriosis , una condición dolorosa donde el tejido dentro del útero crece fuera del útero
  • Atrofia vaginal, una condición donde las paredes vaginales se vuelven delgadas, secas y se inflaman, a menudo después de la menopausia

Condiciones médicas subyacentes

  • Enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten
  • Enfermedad renal o hepática
  • Trombocitopenia, una condición de bajo recuento de plaquetas en la sangre
  • Enfermedad de Von Willebrand, un trastorno hemorrágico crónico de por vida que impide la coagulación adecuada

ETS e infecciones

  • Chlamydia , una infección bacteriana muy común que se transmite por contacto sexual
  • Gonorrea , una infección bacteriana que puede propagarse a través del contacto incidental con una pareja infectada
  • Cervicitis, una inflamación del cuello uterino causada por una infección o una ETS
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica (PID), una infección de los órganos reproductivos
  • Vaginitis por Ureaplasma, bacterias generalmente inofensivas que crean una colonia de bacterias que conducen a una infección
  • Vaginosis bacteriana , una infección vaginal común y generalmente leve, causada por bacterias.

Problemas tiroideos

  • Hipertiroidismo, una condición donde la glándula tiroides es hiperactiva.
  • Hipotiroidismo, una condición donde la glándula tiroides no produce suficientes hormonas

Medicamentos / Dispositivos

  • Tampón olvidado
  • DIU
  • Efectos secundarios del tamoxifeno, un tratamiento para el cáncer de mama
  • Detener / iniciar / cambiar el control de la natalidad o la terapia hormonal llamada “hemorragia por deprivación”

Cáncer y condiciones precancerosas

  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer endometrial
  • Cáncer de ovarios
  • Sarcoma uterino
  • Cáncer vaginal

Trauma físico

  • Lesión traumática con fuerza contusa en la vagina o el cuello uterino
  • Lesión penetrante en la vagina o el cuello uterino
  • Abuso sexual
Sangrado vaginal: lo normal y lo que no sangrado Sangrado vaginal: lo normal y lo que no (+ 6 consejos naturales para la salud de la mujer) Sangrado vaginal lo normal y lo que no 1
Sangrado vaginal: lo normal y lo que no

Factores de riesgo

Ciertas condiciones médicas, hábitos y elecciones de estilo de vida pueden aumentar su riesgo de desarrollar sangrado vaginal anormal, incluyendo:

  • Años. El sangrado anormal puede ser más común en mujeres jóvenes y en mujeres justo antes de la menopausia
  • La salud reproductiva general como condiciones subyacentes como fibromas, pólipos, PCOS y períodos irregulares pueden aumentar su riesgo
  • Ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de endometrio, ovario, útero y cuello uterino
  • Trastornos hemorrágicos
  • Tener sobrepeso
  • Historia sexual de múltiples parejas
  • Historia de infecciones de transmisión sexual
  • El uso de ciertos medicamentos, incluyendo tamoxifeno, anticonceptivos orales, DIU, terapias de reemplazo hormonal, corticosteroides, antipsicóticos y anticoagulantes
  • Tomar suplementos como ginkgo, soja o ginseng

Diagnóstico y tratamiento convencional

Si tiene sangrado vaginal inesperado, secreción café o manchas entre periodos, consulte a su médico. El diagnóstico de la causa raíz del sangrado vaginal anormal puede requerir una variedad de pruebas de diagnóstico, que incluyen análisis de sangre, ultrasonidos, exámenes pélvicos, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas. En algunos casos, pueden solicitarse biopsias y pruebas de sonohisterografía.

Su médico le preguntará acerca de su ciclo menstrual, incluso dónde se encuentra en su ciclo actual y cómo sus síntomas difieren de sus síntomas normales.

Una vez que se haya completado la determinación de la causa del período irregular o el sangrado anormal, su médico determinará su plan de tratamiento. Las opciones, dependiendo de la condición subyacente, pueden incluir:

  • Tratamientos hormonales :  pastillas anticonceptivas o parches para regular la producción de hormonas
  • Agonistas de GnRH : medicamentos para detener el ciclo menstrual y reducir el tamaño de los fibromas
  • AINE : para combatir el sangrado excesivo y aliviar los cólicos menstruales
  • Antibióticos: para ciertas infecciones y enfermedades de transmisión sexual
  • Intervenciones quirúrgicas: la ablación endometrial, la embolización de la arteria uterina, la miomectomía o la histerectomía se pueden recomendar dependiendo del diagnóstico

6 consejos naturales para la salud reproductiva y sexual de las mujeres

1. Tener exámenes pélvicos anuales. 

El primer examen pélvico de una mujer debe realizarse antes de cumplir 21 años o cuando se vuelva sexualmente activa. Un examen ginecológico es rápido, indoloro y solo toma unos minutos. Para muchas mujeres, puede ser estresante y embarazoso, pero su proveedor de atención médica debe ser amable y tranquilizador.

Además de los exámenes pélvicos anuales, debe programar una cita con su ginecólogo si experimenta alguno de los siguientes:

  • Los períodos menstruales no han comenzado a la edad de 15 años
  • Los períodos menstruales no han comenzado dentro de los tres años posteriores al desarrollo de los senos
  • Descarga marrón que quema, huele mal y causa picazón
  • Si tu pareja sexual tiene una ETS
  • El sangrado vaginal dura más de 10 días
  • Dolor de vientre inferior inexplicable
  • Dolor pélvico
  • Dolor inexplicable alrededor de la vulva
  • Periodos perdidos
  • Cólicos menstruales debilitantes

2. Practica sexo seguro.

Las ETS como la clamidia y la gonorrea son los principales factores de riesgo de sangrado vaginal anormal. Usar condones correctamente puede ayudarlo a protegerse de las infecciones de transmisión sexual, pero tenga en cuenta que los condones tienen una tasa de fracaso del 18 al 21 por ciento según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Estar en una relación comprometida y monógama donde ambos miembros de la pareja han sido probados y tratados por alguna ETS es la forma más segura de prevenir la exposición a las ETS.

3. Usa anticoncepción.

Si no está tratando de quedar embarazada, hable con su médico sobre sus opciones de anticoncepción y planificación familiar. Hoy en día, hay muchas opciones que incluyen:

  • DIU
  • Tapas cervicales
  • Esponja anticonceptiva
  • Diafragma
  • Condón femenino o masculino
  • Método basado en la conciencia de fertilidad
  • Abstinencia

Sangrado vaginal: lo normal y lo que no, consejos sangrado Sangrado vaginal: lo normal y lo que no (+ 6 consejos naturales para la salud de la mujer) Sangrado vaginal lo normal y lo que no consejos
Sangrado vaginal: lo normal y lo que no, consejos

4. Coma alimentos saludables.

Una dieta rica en nutrientes que incluye frutas y verduras orgánicas, pescado silvestre, carne de res alimentada con pasto, aves de corral de granja y productos lácteos cultivados puede ayudarlo a perder peso o mantener un peso saludable. Si toma píldoras anticonceptivas o es propenso a las infecciones por levaduras, seguir una dieta de candida puede ayudar a reducir los síntomas de la cándida.

Ahora hay evidencia de que las píldoras anticonceptivas pueden estimular las infecciones por levaduras en algunas mujeres, y se ha reconocido durante muchos años que tomar antibióticos también puede causar infecciones por hongos. Esto sucede cuando los antibióticos matan a las bacterias hostiles junto con las bacterias amigables en su sistema. El cuerpo, incluyendo el intestino y la vagina, necesita bacterias saludables para funcionar de manera óptima.

5. Usa  suplementos.

Probióticos, 50 mil millones de CFU diarias. Los beneficios probióticos continúan siendo explorados por investigadores de todo el mundo, y una y otra vez los ensayos clínicos demuestran que los probióticos son realmente imprescindibles para la salud vaginal. Además de combatir las infecciones por levaduras, ayudan a equilibrar los niveles de pH en la vagina mediante la introducción de bacterias amigables. Como beneficio adicional, los probióticos también pueden ayudar a aliviar la depresión y la ansiedad, disminuir la inflamación, estimular el sistema inmunológico y ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Aceite de espino cerval de mar, 1,000 miligramos diarios para la sequedad vaginal. En un estudio clínico de mujeres posmenopáusicas con sequedad vaginal, 3 gramos diarios de aceite de espino amarillo mejoraron el pH vaginal y los niveles de humedad durante un período de prueba de tres meses significativamente mejor que un placebo. Este fitonutriente está lleno de vitaminas, minerales e incluso proteínas, y los investigadores aún encuentran nuevas aplicaciones para esta humilde baya.

Ácidos Grasos Omega-3, 1 a 2 gramos diarios.  Considerado durante mucho tiempo por ayudar a mejorar el flujo sanguíneo, la circulación y la salud cardíaca, la investigación ahora muestra que tomar de 1 a 2 gramos de ácidos grasos omega-3 al día puede ayudar a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual. Los síntomas de la dismenorrea pueden ser debilitantes e incluyen calambres severos, dolores de cabeza, irritabilidad, dolor e incluso desmayos.

6. Ejercicio.

Las mujeres sanas deben recibir al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado todas las semanas para ayudar a combatir ciertas enfermedades, mantener un peso saludable y reducir el estrés. Aún mejor, de acuerdo con la Clínica Mayo, está haciendo un promedio de al menos 30 minutos de ejercicio físico todos los días, y, si está tratando de perder peso, apunte a 300 minutos cada semana.

La variedad es la sal de la vida y variar su rutina de ejercicios puede ayudarlo a mantenerse motivado mientras trabaja en una variedad de grupos musculares. Además de su régimen de entrenamiento normal de caminar, correr o entrenar la fuerza, intente incorporar algunas de las siguientes actividades aeróbicas en su rutina:

Natación : un excelente ejercicio de acondicionamiento de bajo impacto, la natación beneficia la mente, reduce la presión arterial, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y es ideal para tonificar todo el cuerpo.

Tenis : pocos ejercicios proporcionan un ejercicio tan completo como una buena ronda de tenis. El tenis es ideal para reducir la grasa corporal y la presión arterial, pero también es fantástico para mejorar la resistencia, la flexibilidad, la fuerza y ​​el equilibrio. Y, una pequeña competencia saludable entre amigos en la cancha puede mantenerte entrenando mientras disfrutas del tiempo socializando.

Bailando : al igual que el tenis, dependiendo del tipo de baile en el que participes, puedes trabajar prácticamente todos los músculos de tu cuerpo. De hecho, bailar puede mejorar la fuerza y ​​el tono muscular, reducir el riesgo de osteoporosis, mejorar el equilibrio y la agilidad, ayudarlo a perder peso y mejorar la salud cardíaca y pulmonar.

Bailar es también una actividad social, y otra forma de evitar que su rutina de ejercicios se vuelva aburrida. Desde ballet y claqué hasta hip hop y danza del vientre, puede encontrar una actividad divertida y aeróbica desafiante para ayudarlo a alcanzar su cuota de ejercicio recomendado.

Saltar a la Cuerda : un ejercicio que puedes hacer prácticamente en cualquier lugar con poca inversión financiera, saltar la cuerda por solo 15 a 20 minutos puede quemar tantas calorías que corras en una milla de ocho minutos. Es excelente para el corazón, fortalece la parte superior e inferior del cuerpo y puede mejorar el equilibrio y la coordinación.

Disfruta del aire libre: ya sea ​​que vayas a dar un paseo en bicicleta por tu vecindario, a hacer una excursión de fin de semana o a tomar clases de yoga o tai chi al aire libre, la investigación ahora demuestra que hacer ejercicio al aire libre no solo es bueno para tu cuerpo, sino también tu mente.

Por supuesto, hacer ejercicio al aire libre tiene el beneficio adicional de aumentar los niveles de vitamina D. De hecho, según los investigadores, 30 minutos de sol de verano en un traje de baño pueden iniciar el lanzamiento de 50,000 UI de vitamina D en su sistema. Los beneficios para la salud de la vitamina D están bien documentados e incluyen la mejora de la salud ósea, la producción de hormonas, la mejora del sistema inmunológico y la protección contra ciertos tipos de cáncer. Además, es esencial tanto para la concentración como para el estado de ánimo.


Precauciones

Cuando experimente hemorragia vaginal o secreción café anormal, hable con su médico. Además, si el sangrado vaginal cumple con alguno de los siguientes puntos de referencia, busque atención médica lo antes posible:

  • Niñas menores de 8 años o chicas sin otros signos de pubertad
  • Mujeres menopáusicas
  • Mujeres posmenopáusicas que no toman terapia hormonal
  • Mujeres posmenopáusicas que toman terapia con hormonas cíclicas
  • Mujeres posmenopáusicas que toman terapia hormonal continua

Y, si está embarazada y nota sangrado vaginal, consulte a su médico de inmediato. Si se produce un sangrado vaginal durante el embarazo, puede ser un signo de una complicación, como un embarazo ectópico o un aborto espontáneo.


Puntos clave sobre el sangrado vaginal

  • El sangrado vaginal anormal es cualquier sangrado que ocurre fuera de su ciclo menstrual normal.
  • Las manchas, la secreción café y el sangrado excesivo pueden ocurrir en cualquier etapa de la vida, desde la infancia hasta después de la menopausia.
  • El sangrado vaginal anormal puede ser causado por una amplia gama de afecciones, que incluyen enfermedades de transmisión sexual, ciertos tipos de cáncer, desequilibrios hormonales, traumas y ciertos tipos de medicamentos.
  • El tratamiento convencional depende de la causa raíz de la hemorragia y es probable que el diagnóstico requiera análisis de sangre y una variedad de estudios por imágenes.
  • Si está embarazada y experimenta sangrado vaginal, busque atención médica de emergencia inmediatamente.

6 consejos naturales para la salud reproductiva y sexual de las mujeres

  1. Realice exámenes pélvicos anuales y consulte a su ginecólogo cada vez que experimente algún cambio en su ciclo menstrual o sospeche una ETS.
  2. Practique sexo seguro usando condones correctamente, pero entienda que los condones tienen una tasa de fracaso de entre el 18 y el 21 por ciento.
  3. Use anticonceptivos si no está tratando de quedar embarazada.
  4. Coma alimentos saludables y siga una dieta de candida si es propenso a las infecciones vaginales por hongos.
  5. Haga ejercicio al menos 150 minutos a la semana y agite su rutina con natación, tenis, baile, saltar la cuerda y actividades al aire libre.
  6. Prueba estos suplementos:
  • Probióticos: 50,000 UFC diarias para la salud intestinal y vaginal.
  • Aceite de espino cerval de mar: 1,000 miligramos diarios para aliviar la sequedad vaginal.
  • Ácidos grasos omega-3: de 1 a 2 gramos diarios para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.