Adenovirus
Adenovirus

El adenovirus es un virus con más de 80 tipos. Dependiendo del genotipo, el sitio y los síntomas que aparecen cuando se infecta son diferentes.
Entre ellos, la tendencia a prevalecer en el verano es la «fiebre conjuntival faríngea (fiebre del charco)», que tiene tres síntomas principales: fiebre, dolor de garganta y conjuntivitis (queratoconjuntivitis epidémica), que son causados ​​principalmente por el tipo 3. La fiebre es alta de 39 a 40 grados y se presentan síntomas de inflamación conjuntival en el ojo, que incluyen hinchazón de las amígdalas, dolor abdominal y diarrea.
A veces es solo un síntoma de conjuntivitis, que es «queratoconjuntivitis epidémica» principalmente causada por una infección de tipo 8, y comúnmente se denomina epidemia. Además, existen diversas infecciones causadas por adenovirus, como «infección del tracto respiratorio», «cistitis hemorrágica» y «gastroenteritis» causadas por diferentes tipos. Se denominan colectivamente infecciones por adenovirus.
La infectividad es muy fuerte y las principales vías de infección son la infección por gotitas por estornudos, la infección por contacto y la infección bucal fecal. La epidemia se está volviendo menos estacional.
Muchas personas se ven afectadas desde la primera infancia hasta la escuela primaria, y a menudo se informan brotes masivos en el área. Los adultos pueden infectarse y no hay una solución milagrosa. Para prevenir la infección del área circundante, la fiebre conjuntival faríngea requiere tratamiento en el hogar durante 2 días después de que desaparezcan los síntomas.

Síntoma

Los síntomas varían según el tipo de virus causado.

Fiebre conjuntival faríngea (fiebre de la piscina)

Comienza con una fiebre de 39-40 grados y luego continúa durante 4-5 días. Además del dolor de garganta por faringitis, pueden producirse dolor abdominal, diarrea e inflamación de los ganglios linfáticos cervicales. Los síntomas de la inflamación conjuntival aparecen en un ojo y también en el otro. Aparecen principalmente párpados, congestión de ojos rojos, dolor ocular y dolor ocular. Principalmente debido al tipo 3.

Queratoconjuntivitis epidémica (EKC, ojo alto)

Síntomas como hiperemia conjuntival fuerte, hinchazón de los párpados, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo, dolor ocular e hinchazón de los ganglios linfáticos anteriores a la oreja aparecen repentinamente en los ojos y los ojos. Los bebés y los niños también pueden desarrollar conjuntivitis pseudomembranosa, que puede causar perforación corneal. Se encuentra principalmente en niños de 1 a 5 años, pero puede ocurrir en adultos.

Infección respiratoria

A medida que la temperatura corporal sube y baja, la fiebre prolongada y la tos persistente pueden causar problemas respiratorios. En particular, cuando los bebés están infectados con adenovirus tipo 7, puede ocurrir neumonía, que es potencialmente mortal. Además, la encefalitis, la meningitis y la miocarditis pueden ocurrir juntas, por lo que se requiere precaución.

Cistitis hemorrágica

Aparecen dolor urinario y hematuria roja. Puede ir acompañada de inflamación de la vejiga, como micción frecuente, orina residual, dolor de espalda y fiebre.

Gastroenteritis

Tengo dolor abdominal, vómitos y diarrea. Se dice que es común entre los bebés menores de 3 años. La fiebre es casi leve y cede.

Porque

Actualmente, los adenovirus se clasifican en 7 tipos, de A a G. Hay más de 80 tipos confirmados hasta el momento, hasta 51 tipos son serotipos y después 52 tipos se determinan por genotipo. El período de incubación es de 7 a 14 días para las infecciones oculares, de 2 a 14 días para las infecciones respiratorias y de 3 a 10 días para las infecciones intestinales. Al ser un tipo de virus, tiene la propiedad de transmitirse repetidamente. Las rutas de transmisión incluyen estornudos, tos y otras infecciones por gotitas, infecciones de contacto provocadas por el contacto del portador del virus con algo que ha tocado e infecciones orales (gastroenteritis por adenovirus) que se transmiten desde las manos con el virus al acecho en las heces. ..

La «fiebre conjuntival faríngea», que es un tipo de infección por adenovirus, se denomina «fiebre del charco» porque tiende a extenderse por el charco durante el verano. En ese caso, se cree que la causa es la entrada directa de agua contaminada en la conjuntiva. Sin embargo, en los últimos años, debido al control minucioso de la concentración de cloro, la infección en el agua de la piscina ha disminuido. Es altamente infeccioso y puede transmitirse durante todo el año no solo en verano, sino en instalaciones, escuelas y hogares.

Contenidos de inspección y principales temas de atención médica

El diagnóstico definitivo de adenovirus requiere el aislamiento del virus. Por lo tanto, se recolectarán y analizarán conjuntiva, frotis faríngeo, heces, esputo (esputo), derrame pleural y líquido cefalorraquídeo, pero puede llevar tiempo.
Por lo tanto, cuando se sospecha que los síntomas y las epidemias son causados ​​por adenovirus, el kit de detección de antígenos que puede diagnosticar en unos 15 minutos es eficaz para un diagnóstico rápido y sencillo. Sin embargo, la sensibilidad es del 60-80%, por lo que incluso si el resultado de esta prueba es negativo, no es posible descartar por completo una infección por adenovirus.

Pediatría, otorrinolaringología, medicina interna, oftalmología si tiene síntomas oculares graves y pediatría si tiene cistitis hemorrágica.

Método de tratamiento y período de tratamiento.

Actualmente, no existe una cura específica para el adenovirus. Por tanto, el tratamiento sintomático es el centro del tratamiento. Se usa un analgésico antipirético para la fiebre alta y el dolor, y se administra por infusión cuando la diarrea, etc. continúa y se produce la deshidratación.

Cómo tratar la conjuntivitis

Como tratamiento para la conjuntivitis, instile un medicamento antiinflamatorio. Se pueden usar gotas oftálmicas antibacterianas para prevenir infecciones mixtas con bacterias, y se pueden usar esteroides si aparecen hiperemia y nubosidad en la córnea.
Si los síntomas respiratorios se vuelven severos, se pueden usar antipiréticos, antitusivos, expectorantes e infusiones para controlar los síntomas. En casos severos, se puede requerir tratamiento hospitalario y se puede realizar inhalación de oxígeno o respiración artificial.

Cómo tratar la cistitis hemorrágica

La cistitis hemorrágica suele resolverse espontáneamente después de 4 a 7 días de hematuria macroscópica. En general, la inflamación de la vejiga se alivia en 2 a 3 días y la sangre oculta en el análisis de orina también mejora en 10 días. Si hay más coágulos de sangre, se administrará una gran cantidad de infusión en el hospital para asegurar el volumen de orina y se colocará un catéter uretral para evitar el cierre del tracto urinario.

Período de tratamiento para la infección por adenovirus

La duración del tratamiento para las infecciones por adenovirus depende del tipo de virus y los síntomas. Sin embargo, con el tratamiento inicial adecuado, la fiebre se puede recuperar durante 4 a 7 días, el dolor de garganta durante 3 a 7 días y la inflamación conjuntival durante 7 a 10 días. Tardará unas 2 semanas en recuperarse por completo . La Ley de Salud y Seguridad Escolar estipula que la asistencia por fiebre conjuntival faríngea se suspende durante dos días después de que desaparezcan los síntomas . Además, si se desarrolla una queratoconjuntivitis epidémica, la asistencia se suspende hasta que el médico admita que no hay riesgo de transmisión.

Cómo gastar en casa

Descanse lo suficiente en casa y quédese en reposo. La hidratación frecuente (se puede usar jalea si tiene dolor de garganta) y una solución de rehidratación oral que contiene los electrolitos necesarios para mantener el equilibrio hídrico en el cuerpo es eficaz. Se recomiendan alimentos como papilla de arroz, tofu y fideos porque tienen menos irritación de garganta y son fáciles de tragar. Para prevenir infecciones domésticas, los baños, toallas, artículos de tocador, etc. deben mantenerse separados, lavarse las manos con jabón y desinfectar las áreas de contacto compartidas.

Perspectiva y pronóstico del tratamiento

Excepto en los casos en los que la enfermedad respiratoria adenoviral se vuelve grave y causa complicaciones, generalmente se considera que tiene pocos casos potencialmente mortales y un buen pronóstico.
Si tiene una inflamación conjuntival, siga las instrucciones de su oftalmólogo para usar lentes de contacto después de aliviar los síntomas. La infección es muy fuerte, así que trate de evitar el contacto con otras personas mientras tenga síntomas. Incluso en casa, las toallas, almohadas y otros elementos que puedan entrar en contacto con los ojos deben mantenerse separados. Las personas infectadas deben lavarse las manos con jabón inmediatamente si entran en contacto con los ojos.

Diferencia de edad y género

Según la Encuesta de tendencias de brotes de enfermedades infecciosas de 2016, el número de personas con fiebre conjuntival faríngea fue mayor en los niños de 1 año, y los menores de 5 años representaron aproximadamente el 60% del total.
Las infecciones respiratorias son comunes en los bebés. Se dice que los bebés se infectan principalmente con cistitis hemorrágica y gastroenteritis. Se ha informado que la queratoconjuntivitis epidémica ocurre en una amplia gama de generaciones, desde bebés de 0 a 9 años hasta la edad escolar y adultos de 30 años.
No se informaron diferencias de género.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.